viernes, 15 de agosto de 2008

Corrupción II

Hay cosas que me impactan y que más o menos nos impactan a todos, la corrupción es uno de esos temas que siempre me tienen preocupado.
Hace tiempo en un post que titulé "corrupción" dejé en claro cosas que me afectaron en su tiempo y que me ayudaron a ser el que hoy escribe. Por supuesto bajo una mirada totalmente subjetiva, pero siempre haciendo el esfuerzo por entender al otro, que está en la posición que critico.
Hace nada, cosa de 36 horas, me entero que alguien cercano se ve enfrentando a este tema.
Intentaré hacer un relato breve, para efectos prácticos llamaremos a esta persona como X, pues es muy cercano y no quiero exponerlo/a demasiado.

Hace cuastión de una año tal vez un poco más X se recibió de médico.
Feliz y como todos los médicos en este país hacen cuando se reciben, fueron a festejar con mucho alcohol y alegría al mercado del puerto.
Sueños, alivio, esperanza, todas las emociones de terminar una carrera de grado tras esfuerzo y sacrificio. Todo eso se mezcló esa noche entre compañeros de facultad, en el famoso mercado del puerto, entreverados con unos buenos Roldós.
Como todavía no existe la emoción que detenga al mundo, este sigue girando y es por eso que X se puso a buscar trabajo, hizo los currículums en cuestión y comenzó el periplo que duró trece tediosos meses, logrando un solo trabajo, haciendo una suplencia en los horarios que el postgrado le dejaba libre. Enfrentamientos de intereses académicos y laborales terminaron con su trabajo de manera abrupta a mediados del mes pasado.
Obviamente no era la única cosa sque X había buscado, también recorrió los passillos de las fuerzas armadas, dónde se inscribió en las misiones de paz que lleva a cabo nuestro ejército en países como Haití, Congo, etc (léase: dónde la ONU mande así acá, cobran guita).
El resultado momentáneo, es que está inscripto/a para las misiones de paz que todavía no se sabe si salen y si lo hacen no se sabe la fecha.
Pero el destino que cuando esquiva a alguien, choca con otro, se encotró con X.
Así pues X decidió ir a una reunión político barrial de esas que se están haciendo ahora , pues comienzan las elecciones y es el momento en el que el pueblo vale algo para la clase que está en la política.
Allí reunidos estaban diputados, y un senador de un partido político uruguayo con muy buen nivel de votantes. X pensó (lógicamente) -Esta es la mía!
Así que se presentó como el/la Dr/a X, el senador paró la oreja como burro que quiere aprender, X logró que le pasaran el micrófono, dijo cuatro o cinco boludeces al vulgo, el vulgo aplaude (todavía no se sabe bien qué) y el senador que dice - Ud no se va a ningún lado! se queda en uruguay, bla bla bla.....
Esto fué un viernes o sábado, el resultado es que a X lo/a llaman de un santorio el martes y de otra empresa de salud el viernes, que casualmente ya había presentado CV.
Lo que X tiene que hacer ahora, es trabajar en campañas políticas de partidos que no son acordes a sus ideales y me confesó que se siente parte de la mediocridad que siempre criticó, pero que tuvo que elegir y eligió poder trabajar para no comer dignidad y seguir adelante con los estudios de postgrado.
No me olvido que yo estuve en la posición de X y que elegí otro camino.
Tal vez yo tuve suerte, eran otros tiempos.
A veces las circunstancias juegan más de lo que queremos y nosotros nos volvemos marionetas.
La libertad sigue siendo una ilusión.