sábado, 30 de agosto de 2008

Cambios

Cómo saben soy un convencido de que todo en su mayoría es cuestión de perspectiva, lo comentaba en un post del otro día. No es de ahora lo que pienso acerca de la evolución, la inteligencia y ésas cosas, hasta he pensado que inútil que nos ha sido poseer la misma.
Según restos fósiles y orgánicos hallados en Asia, Africa y Europa, se deudce que el hombre existe en la faz de la tierra hace 1500000 años (años más, años menos), pero......ubiquémonos en aquellas épocas dónde todo era un poco diferente.
Hace cientos de miles de años, el ser humano en sus variadas formas vagaba sobre el planeta en busca de sustento y seguridad.... los plantíos no existían y los hábitos vegetarianos de existir se limitaban seguramente a lo esporádico de encontrar frutas y raíces en tiempos de escasez de animales o mientras éstos eran perseguidos. ¿Cuántos homínidos tuvieron que morir para aprender que la semilla del ricino es venenosa? ¿Cuántos sintieron terribles dolores de estómago, hasta aprender que las frutas se comen mejor maduras? ¿El estómago de nuestros ancestros se adaptaba mejor a las exigencias de una alimentación, quizás más agresiva? ¿Cuántas plantas pequeñas tuvieron que ver para deducir que de una semilla, podía salir el fruto que los alimentaba? ¿Qué fué lo que hizo que el hombre, de ancestrales hábitos nómades, se asentara y formara las primeras aldeas?
Esto último ocurrió después de la últiuma glaciación, quizás esta conducta sedentaria se impuso, al no poder volver a los territorios congelados. Con estas conductas se gestaba lo que hoy concemos como cultura, germen de la civilización.
Si tomamos como ciertas las fechas de origen evolutivo del hombre, podemos afirmar que la humanidad cómo la conocemos es relativamente joven. ¿se puede especular con la idea de que tenemos restos del hombre de las cavernas en nuestros cerebros? y que muchas de nuestras conductas responden a programas establecidos en nuestras rutinas hace miles de años?
En aquellos tiempos las normas establecidas eran muy difenentes, la jerarquía familiar era otra (nos guste o no), pues las necesidades eran diferentes.
Quizás a consecuencia de la corta expectativa de vida, existían muchos nacimientos, es normal suponer una mujer pariendo una vez al año o cada dos, si lavda fértil comenzaba a los 15 o 16 años y terminaba tal vez a los 35, eso represnta una ida fértil de 20 años al menos,con un promedio de hijos de 15 en ese período, la tasa de mortalidad, debida tal vez a los abundantes peligros, a los nacimientos de niños en condiciones no aptas para la supervivencia, diminuirían esa cantidad de nacimientos a cifras menores.
Cómo la agricultura no estaba extendida y caso de serlo había que ocuparse de ella, el hombre procuraba los alimentos mientras la mujer cuidaba de los hijos, la relación de los hijos con la madre se ve fortalecida.
Agricultura de por medio, los avances tecnológicos fueron uno tras otro saliendo de una fuente inagotable de ideas nuevas, uno estimulaba el suguiente y junto con ello se ejercitaba la inteligencia, requeriendo un desarollo de las ideas y un esfuerzo cerebral aún mayor. Casi súbitamente aparecen la escritura, el arte, se acelera la tecnología, la información comienza a estar al alcance de casi todos, comienza la política, se acerca la civilización.
En el comienzo de esta etapa es que todavía nos encontramos, si nos quitan toda nuestra tecnología y medicinas, no diferimos mucho del hombre de antaño. Muchos de nosotros no estaríamos vivos de no ser por la medicina, si lo ponemos entérminos evolutivos, muchos no estamos en condiciones de trasmitir nuestro código genético. Tal vez en un futuro no muy lejano la manipulación genética logre establecer cambios para los cuáles nuestra cultura y nuestras normas morales y éticas no han sido confeccionadas.
Hemos estado en una constante evolución, dónde no se sabe que fué lo primero si el huevo o la gallina.
Si nuestros avances técnicos y científicos nos han servido para acomodarnos a nuestro constante cambio de circunstancias, también debe servir para prepararnos hacia tiempos de cambios importantes que se avecinan. Imposibles de frenar, estas realidades se presentan de manera sorpresiva, debemos estar adecuadamnete preparados para los cambios.
Algunos de ellos, tal vez la mayoría no irán de acuerdo al bagage cultural que poseemos, pero son revoluciones imparables y que tienen el secreto del éxito de la raza humana.
La raza humana no se ha caracterizado por ser innovadora y revolucionaria, en pocomás de un millón de años hemos cambiado muy poco y es nuestra dedicación y esfuerzo dónde esta la clave de nuestro éxito.
Prisioneros de nuestro pasado, estamos luchando ferozmente contra cadenas que nos atan desde lo más recóndito de nuestros tiempos. Tal vez examinando cuidadosamente nuestros orígenes, encontremos el punto de partida de nuestro futuro.
Una cosa es segura, debemos hacerlo pronto!

9 comentarios:

Hector Torres dijo...

Yo creo que el progreso ha sido mal encaminado y eso esta llevandonos a nuestra propia destruccion.

Estoy de acuerdo en que debemos cambiar, pero mas bien desde la perspectiva de "volver a las raices", sino no habra un futuro benigno.


SAludos.

madre histerica dijo...

concuerdo con hector. El progreso siempre se ha dado pasando por encima de sabidurías ancestrales.

estas muy antropologico nene. estudiaste mi carrera vos???

Leo dijo...

Héctor. hay que volver a las raíces, pero debemos conjugarlo con el domino de al técnica que poseemos. Según lo percibo, volver a las raíces significa encontrarnos con nosotros en el tiempo, tratar de conciliar el hombre moderno con el hombre inserto en su medio natural y definir un orden basado en nuestras necesiades básicas. Aunque me aprece que falta un trecho.
Madre: el progreso cómo le decimos, no creo que haya pasado por encima de nada, sino que la mala administración de éste es lo que nos pone en peligro. Como los sabios griegos sostenían, no se puede hablar de tecnología si ésta está reñida con los pricipios básicos de subsistencia, mejor sería tratar de dominar una técnica, a mi forma de ver, la tecnología es la ciencia aplicada en la técnica.

Me hubiera fascinado estudiar antropología, jejejejeje :-D

Gracias a ambos por comentar, como siempre muy gentiles.

Adriana dijo...

Me gustó tu post, muy interesante. Pienso que de alguna manera estamos volviendo a nuestras raíces y conocimiento ancestral. Por ejemplo en el caso de la medicina natural, está teniendo mas aceptación y siendo más aceptación que la médicina alopática.

Juliusss dijo...

Mucho para comentar, Leo, el progreso, la evolución... ups! son temas que se prestan para hablar largo y tendido (y de preferencia acompañado de un buen café o un mate). Me llama la atención en uno de tus comentarios mencionas "no se puede hablar de tecnología si ésta está reñida con los pricipios básicos de subsistencia" y parece mentira que nuestra tecnología cada día más daña al medio ambiente (y si es medio, nomás nos queda la mitad y quizá menos). Nunca he sido fatalista, trato de ser optimista y proactivo, pero no deja de ser evidente que cuando yo era un niño, podía tomar agua de cualquier grifo, sin temor alguno... mis hijos (supongo que los de ustedes también) no toma otra agua que no sea embotellada... y esto por solo citar un ejemplo.

Por otro lado, hace un tiempo escuché un programa de radio donde se hablaba, precisamente, de todo lo que conservamos como "esencial", información genética que no cambia, me quedé maravillado corroborando mucho de lo que ahí se dijo: por ejemplo, aún cuando la moda sean las modelos esperpentas y raquíticas, inconscientemente los hombres vamos a buscar, sobre todo para matrimonio, a las mujeres de cadera amplia -lo cual garantiza que podrá parir hijos, ergo, asegurar nuestra descendencia-. En el caso de las mujeres, no es extraño que sientan atracción inconsciente por aquellos tipos vigorosos y llenos de testosterona, por la misma circunstancia. Y con esto no afirmo que sigamos esos impulsos, obvio, razonamos, ELEGIMOS, pero a nivel subconsciente, seguimos el camino genético que nuestros antepasados de hace tantos miles de años.

Seguiré visitando tu interesante blog.

Leo dijo...

Juliusss yo que vos comienzo a escribir en tu blog ya!.
Es más yo creo que el razonamiento está dirigido por nuestras pautas culturales que hemos aceptado e incorporado durante años, son esas que derivan de nuestra situación genética y de nuestro entorno geográfico.
No somos tan libres cómo creemos.
Adriana: bienvenida a los comentarios de este blog.
Gracias por los comments

Juliusss dijo...

Evidentemente, Leo, nuestro razonamiento... pero ¿qué hay cuando lejos de razonar... reaccionamos...?

www.fucilandia.com.ar dijo...

Feliz día del blogger, un saludo

Leo dijo...

Juliusss: me parece que reaccionamos más de lo que razonamos, muchos de nosotros necesitamos un lugar calmo y estar tranquilos para razonar con prcisión. La mayoría de las veces reaccionamos y nisiquiera estamos pensando en ello.
Imagínate todo un día razonando el siguiente paso, tomar una taza de café se volvería todo un tema.
:-D