miércoles, 17 de septiembre de 2008

Esto no termina más!

Hace unos días, publiqué un post acerca de mi opinión sobre Marte. Para los que no saben -me incluyo entre ellos- Marte es un planeta, el cuarto contando desde el más cercano al Sol y el primero después del cinturón de asteroides, es el primero de los planetas externos y uno de los llamados planetas "telúricos" gracias a su composción rocosa, casi en su totalidad.
Desde hace tal vez, miles de años, este planeta cautiva un poco más que el resto, por su color anaranjado rojizo, que dió lugar a numerosas leyendas en distintas partes del planeta.
Igual, eran pocos los que se imaginaban que era otro planeta, incluso la palabra planeta, entre otras ascepciones, tiene que ver con que las órbitas de éstos astros, son coplanares, en casi su totalidad.
Pero más allá de conquistar Marte o Titán (luna de Júpiter), Hay personas que se preguntan, ¿por qué? ¿Por qué, irnos tan lejos, si tenemos nuestro hermoso planeta? En efecto, La Tierra, es un bello planeta, si se lo compara con los que tiene a su alrededor. En ella fluyen los ríos, reposan los mares inmensos, tienen lugar atardeceres hemosos, las lluvias son generadoras de vida, bosques interminables con especies vivientes aún por descubrir. Los últimos tiempos geológicos de nuestro planeta, se pueden contar como apacibles y llenos de vida.
Pero no debemos olvidar dónde estamos. Anteriormente he afirmado a medio fundamentar, algo así como que estamos de paso, incluso también digo que tenemos mucha suerte como especie. Al asteroide/meteorito que cayó en lo que hoy conocemos como Yucatán en México, se le atribuye la mortandad de los diosaurios y otras especias que hacían cientos de millones de años poblaban La Tierra. Quizás si ese astro se hubiese desviado una fracción y no hubiese chocado, tal vez la raza humana no sería lo que hoy es. Pero no nos gusta pensar en eso, nos reconforta pensar que es nuestro derecho gozar de estas maravillas y que estamos destinados al triunfo a como de lugar.
Saqueamos, destruimos, agotamos, inutilizamos a nuestros planeta, sin pensar que nos esamos matando a nosotros mismos. Creemos que cien años es mucho, cuando en realidad no es nada, nos maravillamos de la Gran Muralla China, cuando en realidad puede ser barrida por un cataclismo, vanagloriamos nuestras obras, porque debemos hallar un sentido, nos urge esa idea de trascender y seguir. Nos olvidamos que mientras dormimos, trabajamos, reímos, la corteza terrestre se mueve debajo nuestro. Las placas tectónicas siguen su curso y dentro de 200 millones de años se volverán a juntar por el otro lado, el Graffitti famoso -"queremos ver el Pangea unido"- se hará realidad. Es obvio que no se nos mueva un pelo, 200 millones de años, no nos molestan, no reparamos en ello, no es importante para nuestras vidas. Pero sabemos que no lo lograremos, no a este ritmo de depredación.
Las estimaciones más benévolas dicen que seremos 14 mil millones de habitantes para mediados de este siglo, hay gente que se pregunta ¿cómo si ahora somos 7 mil millones? seguramente los que saben de progresiones geométricas, lo puedan explicar mejor.
14 mil millones, es un número preocupante, más cuando la economía no se comporta cómo tal y los recursos naturales renovables se acaban y los no renovables también.
Nos guste o no, somos hijos de mercadeo. Desde los antiguos fenicios y más atrás aún, hasta las bolsas de valores actuales. Esa conducta tiene un mensaje terrible y poderoso -"Las cosas nos sirven hasta que no tienen más"-
Grecia conquistó Roma, Roma conquistó Europa, Europa América y el Mundo, hasta que el Mundo no basta.
Frente a los nuevos adelantos en medicina genética y tecnología en los más variados ámbitos, créanlo o no la misión a Marte es un hecho.
Si es que la raza humana tiene un futuro, éste está en las estrellas y muy lejos de casa, porque si nos quedamos acá, pereceremos sabiendo que pudimos haber salido y elegimos quedarnos.
En un comentario del blog, Héctor me preguntaba ¿por qué? la respuesta que yo le puedo dar es.. Porque está ahí!
Mientras se nos enseñen derechos y se olviden las obligaciones, mientras más políticos tomen decisiones cada vez más erróneas, mientras la educación sea tratada como un tema de segunda, mientras no nos inculquen el escepticismo como hábito y mientras la libertad de expresión sea callada por siniestros planes desde lo oculto..
Más estamos en peligro de no saber lo que pasa y de como Hansel y Gretel ser engañados con una casa de chocolate. Somos cuál niños perdidos en bosque, si no poseemos las herramientas necesarias para encontrar la salida y lo que es peor, debemos confiar en cualquier extraño que nos guíe a ella.
Amigos, como digo siempre, leer sigue siendo el camino.

5 comentarios:

madre histerica dijo...

Tá listo! ya los descubrí!
Vos, tu mujer y tus hijos son marcianos! qué Maldonado ni que ocho cuartos!!!! ustedes vienen de allá. Llegaron a la tierra para promocionar la segunda Tierra en Marte!
Y se aprovechan de los graves defectos que tenemos los humanos como habitantes de esta Tierra y la usan como publicidad negativa!
Y claaroooo, asi, Marte, toda roja y sin agua, se ve mucha más atractiva que seguir conviviendo acá con personajes nefastos que sólo quieren que veamos casas de chocolate.
:) :P jeje marcianos!

Juliusss dijo...

Curiosa tu analogía de Hansel y Gretel, pero más curiosa tu nota.

Comparto la ineludible preocupación por éste, nuestro planeta, pero soy un poco más escéptico en cuanto a la posibilidad real de prolongar la especie humana por allá.

Nuestros códigos de comportamiento -como raza humana- son más parecidos a un virus o a un depredador, por lo que Marte sería igualmente devastado, en caso de resignarnos a verlo como la última frontera para la preservación de la especie.

Creo más bien que tendremos futuro como una muestra de ADN en algún museo de una civilización mucho más avanzada que la nuestra, pero mientras eso llega (o lo que tú consideras, o lo que sea), más nos valdría cuidar lo que ahora tenemos.

Saludos.

Hector Torres dijo...

Ay!, las progresiones geometricas, deberias ver esto:
http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2008/09/18/the-most-important-video-you-ll-ever-see.aspx

Ya viste la pelicula Martian Child?, te va a gustar.

Saludos.

Leo dijo...

Madre: no somos precisamente3 marcianos, aunque si algo extraños, jejejejej :-D

Juliusss: Ser un poco más escéptico, significa que etás rotundamente en descuerdo o ese poco deescepticismo deja una ventana para que puedas creer y fundamentar lo de Marte, jejeje ;-))

Héctor: estuve por el sitio que recomendaste, est
a bueno, está en inglés, entendí un poco, pero lo que entendí es preocupante.

Saludos a todos

Juliusss dijo...

Convencido estoy de que es posible que se pudiera poblar el Planeta Rojo, mi amigo, tanto como lo estoy de que "tan selecta" comitiva que pudiera llegar allá, acabará igualmente con aquel lugar.

Sigo pensando que es más posible que trascendamos como parte de algún museo extraterrestre.