jueves, 12 de julio de 2012

Frente Amplio, un gobierno de cómicos II

El desastre de PLUNA, de la educación, de la salud pública, la inseguridad, la estúpidez de la legalización de la marihuana, las emisiones radiales de nuestro presidente (tontas reflexiones fuera de lugar dónde el se pregunta lo que se puede contestar le mismo sin interrupciones y siempre en la misma línea de razonamiento), los atrasos, las incoherencias dentro del partido de gobierno, las promesas incumplidas, las incongruencias de la política aplicada contra la política que se predicaba cuando el gobierno de hoy era oposición.
Si algo de acertado tuvo el gobierno de José Mujica, fué unificar el cobro de patentes y hacer una patenté única, que le costará rodar al principio pero que puso fin a una lucha fraticida y ridícula y tal vez en le futuro, sea un logro de este gobierno el comienzo de una regularización más dura en cuestión de tránsito vehicular.
Me cansan, el Uruguay de hoy cansa, las mismas promesas, el cambio para una mejor educación, mejor salud, en suma mejorar todo el Uruguay que los que dejaron el gobierno anterior fueron los encargados de dejar un país hecho pedazos. Me cansa siempre estar buscando responsabilidades en los demás.
En este caso tiene un costo político, que deja a las claras que al menos en Uruguay siguiendo la moda de todo el mundo, los políticos de derecha y de izquierda son cortados con la misma tijera y que se golpean el pecho, orgullosos de su manera de pensar y de accionar en el mundo, olvidando que somos humanos y que no llegamos a ningún lado por mérito absolutamente propio.
Un gobierno éste que no se cansa de agacharse (porque otra manera ya no tiene de decirse, genuflexo puede ser, pero Mujica sinceramente no lo amerita) frente a las embestidas de Argentina, pueblos hermanos, pero a esta altura de los acontecimientos estamos enfrente de un incesto.
Lo que me niego a creer y a pensar es el silencio de los pares del Frente Amplio, el silencio del PIT-CNT frente al despido masivo de los trabajadores de PLUNA. No es loco pensar en la misma situación ocurrida dentro de un gobierno "tradicional" (todavía no sé que quiere decir), con el representativo sindical poniendo sus pelos de punta y sacando las uñas pidiendo explicaciones y bueno es recordar que los responsables de la crisis del 2002 fueron juzgados y marcharon presos, como Campiani que dejó un pasivo de casi 400 millones de dólares y el gobierno le firmó un acuerdo de impunidad, dicho en buen romance un salvoconducto más un despido de 3 millones de pesos.
Una vergüenza, pero eso no termina ahí, después se entreveran en un contrato que debería redactar el gobierno, lo termina redactando el abogado de Campiani, a favor obvio de Campiani y en contra del gobierno, y todo esto pagado por el gobierno.
Lo que sí, no paga el gobierno son los pasajes de la gente que quedó plantada.
Mi pregunta es.... Si Pluna era privada, porqué el gobierno se hizo cargo? y Si se hace cargo para desmantelarla, si tiene ese poder, no es lógico que se haga cargo de sus pasivos?
Échenle la culpa a quién quieran, pero el desastre de PLUNA es un desastre más que comenzó con el famoso asado del pp.
El pepe es bueno pensando, pero muy malo dirigiendo, da vergüenza este tipo.

1 comentario:

Manolito dijo...

Hola Leo, decis en tu comentario al anterior post " Mi vuelta a Candadá es un hecho..", creeme que no me sorprende en lo absoluto, he visto antes argentinos en Australia que idealizaron lo que dejaron atras, volvieron, vieron y en pocos meses ya estaban de vuelta en Australia. Paises como Australia o Canada sin duda que no son perfectos, pero estan a años luz de los paises de america latina en general.
Como siempre y de todo corazon te deseo lo mejor - Un abrazo -.