sábado, 27 de febrero de 2010

Dios

Crees en Dios?
A veces hay personas que me lo preguntan, muy a menudo en estos tiempos, demasiado para mi gusto.
Tanto que he llegado a pensar en si de veras es que no creo o es que creo que no lo hago o si le tengo
miedo a no se que, para decir que no creo en Dios. Pero después de reflexionar y cavilar el asunto me doy
cuenta sinceramente que no creo en Dios.
Charlando una noche en una cena con unos conocidos que poseen una firme fé en Dios, salió el tema.
Quedé sorprendido, cuando escuché que uno de los motivos para creer en Dios era que simplemente se
puede dejar los asuntos en manos de él y que te los resolverá, que  no tienes porqué estresarte por un examen
pues si él quiere, entonces lo slavarás y sino, bueno ese era tu destino.
Muchas veces pensé que las personas que son creyentes tiene la vida más fácil que yo, que se cuestionan
menos cosas y que en definitiva serán salvos si cumplen con su ley o como leí hoy en un panfleto ``aquellos
que mencionen el nombre del senior serán salvos``
Es que es ético el asunto, es decir es un juego limpio? Dios quiere que creamos en él? o solo le tememos?
Si a Dios le interesa la humanidad, entonces porqué no nos fabrica otro planeta que no se contamine? o nos
muda a todos los buenos a otro mas parecido al cielo y menos al infierno?
La fé, para que sea buena tiene que ser ciega? es bueno eso? como sabemos que no se nos engania? porque
creemos todo de Dios y poco de la gente? solo porque Dios es Dios?
Es un juego limpio, tener fé solo para ser salvos? Dios nos quiere salvar o nos salva porque tenemos fé?
Si elegimos no tenerla, vamos al infierno? porque? es justo? es libre el albedrío que te castiga si no elijes lo
correcto? Dios es cohersivo? es es caso.....
En estos días mucha gente me pregunta por Dios, y bueno yo soy de los que no creen y menos en milagros.

16 comentarios:

Descubriendo Canada dijo...

Querido amigo, yo creo en Dios porque mil veces he doblado las rodillas y con humildad y fe le he pedido, papa Dios quiero esto o aquello, y aunque hago esto despues de mucho haber batallado para alcanzarlo, cuando he visto que todas las puertas estan cerradas, y racionalmente no hay forma de abrirlas, él siempre responde y hace que las cosas como por arte de magia se vuelvan reales, hace que lo imposible se haga posible en mi vida. Creame yo soy un hombre inteligente y moderno, soy periodista graduado, escritor para television, escritor de novelas (con poco exito en este asunto) ahora mismo preparo un corto metraje en 3d porque es lo que estudio aqui en Canada, y una y otra vez me doy cuenta, no gracias a la repeticion de resos, ni de creer ciegamente, sino con pruebas reales, que Dios existe. Te sugiero que le pidas a Dios que te demustre que él si existe, dale un plazo de al menos 2 anos, y te daras cuentas que de una forma magica un dia pasara algo que te dejara con la boca abierta y diras desde lo profundo de tu racionamiento que Dios si existe. abrazos.

Ale Marge dijo...

También he escuchado de delincuentes de los peores justificar su delito de que estaban poseídos por el diablo osea corren a un costado su propia culpa justificandose de esa manera.
Yo creo que el destino se lo hace cada uno (si no estudio y me va mal en un examen no es cuestión de Dios y si no busco mejorar mis condiciones de vida, por qué Dios debería dejar que me convierta en un vago y me lleguen las cosas de arriba? El resto que no puedo manejar, son cosas de la cinergia de la naturaleza y muchas veces de la casualidad o la suerte como los nacimientos, la enfermedad o la muerte. Ahora cuando veo la belleza de esa misma naturaleza y su perfección allí sí creo que hay algo superior que podemos llamar Dios o madre naturaleza, pero no un Dios que mueve como un títere los hilos de nuestras vidas, es que ellos aman a un titiritero?

Ricky dijo...

Yo estoy de acuerdo con lo que te escribio el primer comentarista.

En cambio, a la segunda comentarista no le entiendo nada.

Y creo en Dios, creo en mi, creo en vos, y esta mal decir que no le creo a alguien, asi que mejor no lo digo, porque temo decirlo aun cuando no sean dioses.

Abrazo,

Raquel dijo...

Si no existiese Dios, cómo se explicaría la inmensidad del Universo? Qué sentido tendría si un ALGO SUPERIOR (Dios, le llamamos)no hubiera creado el Universo?. Si el ser humano es capaz de "crear" maravillas como la tecnología, por ejemplo, por qué pensar que un SER SUPERIOR (Dios) no nos ha creado a nosotros?

Es fácil formular preguntas como: "Si existe Dios, por qué permite que haya crímenes, matanzas y guerras en el mundo?", pero muchas veces no nos damos cuenta de que el mal no se debe a la "permisividad" por parte de un algo superior para que tales cosas ocurran, sino a la ausencia de bondad (ausencia de bondad por parte del hombre, claro). Sea quien sea (o sea lo que sea) que nos haya creado (le llamamos Dios), éste nos creó con total libre albedrío y tenemos la LIBERTAD de escoger entre las fuerzas del "bien" o las del "mal" (o "las neutrales", si quieres), podemos elegir creer o no creer, podemos elegir estudiar para un examen o no. En este sentido podríamos decir que Dios no nos "ata", precisamente por dejarnos ser (él no nos obliga a ser buenos ni tampoco nos obliga a creer, por ejemplo). Mucho más allá de eso, es bien sabido que hay muchas personas que se dicen ateas que hacen mucho mas bien a sus semejantes que fanáticos religiosos que se dan golpes de pecho en la misa. Y mira que dichos ateos, con seguridad tienen "la salvación" garantizada, si es que se le puede llamar así. La "salvación" de las almas no depende de que una persona sea creyente o no, de que sea religiosa o no. La "salvación" mas bien tiene que ver con nuestras acciones y sus consecuencias, con lo que le hacemos a nuestros hermanos y semejantes, con nuestro grado de -ya no digamos bondad sino algo mucho más allá- tolerancia para con los demás.

Es una realidad que tanto el "bien" como el "mal" existen en nuestro mundo y que ambas fuerzas coexisten, y Dios nos permite que escojamos entre cualquiera de los dos modos, pero si te pones a pensar, son más las personas que hacen el "bien" (son trabajadoras, ayudan a otros a pesar de las adversidades, hacen cosas para legar el valor de la familia y la solidaridad entre amigos o fraternidad), que aquellas que se dedican a dañar, violar o matar a otros; lo que sucede es que suelen ser tan escandalosos con sus actos y son tan graves las consecuencias de tales, que a veces nos abrumamos y creemos que estas fuerzas son superiores a las del "bien"...

La razón de que haya tantos crímenes, guerras y miserias (en este mundo) no ocurre porque "Dios" lo permita, sino a la maldad de algunos hombres. La oscuridad no existe "per se"; lo que quiero decir es que no hay una fuente que "emane" oscuridad, en cambio la luz sí tiene una fuente, y ésta es el Sol. El Sol emana la luz, pero no hay nada que emane oscuridad. La oscuridad se debe a la ausencia de luz, así como la maldad no existe porque nazcamos siendo malos; los actos de maldad se deben a la ausencia de bondad (del hombre, recalco; no de ese ENTE SUPERIOR que nos ha creado).

Esto continúa...
Raquel

Raquel dijo...

Cuando miras el sol luego de haber sentido pasar una tormenta (de lluvia o de nieve), cuando tomas agua después de haber pasado horas de sed, cuando ves a los ojos de tu hijo por primera vez al nacer, entonces uno se da cuenta de que hay "algo" (definitivamente) superior a nosotros que hizo el milagro de LA creación.

Por otro lado, los contrastes nos ayudan a apreciar y valorar lo que tenemos. Piensa que si no sintiéramos hambre no sabríamos apreciar el valor de los alimentos; si no sintiéramos sed, no sabríamos del valor del agua; si un niño tuviera todos los juguetes que se le antojaran, no sabría apreciarlos en realidad, aún teniéndolos todos. Si no tuviéramos carencias de ningún tipo, no sabríamos apreciar cada una de las cosas que tenemos. Dicho de otra manera: No hay luces sin sombras (no al revés).

En lo personal creo que es TODO un MILAGRO que tú y yo estemos vivos, que podamos ver, sentir, oler, respirar... ser. ES un MILAGRO que la especie humana tenga plena conciencia de sus actos, de lo que hace con sus consecuencias, es un milagro que podamos pensar, sentir, amar. Que el ser humano haga uso de su conciencia para perjudicar a otros, es propia decisión, y en eso no está el ENTE SUPERIOR, pues precisamente éste nos creó con absoluto y total libre albedrío.

Te invito a leer "El Mundo de Sofía" de Jostein Gaarder, celebérrimo escritor noruego contemporáneo. Él no trata de convencernos de ser creyentes o no. De hecho, él mas bien se muestra agnóstico (que no es lo mismo que ateo). Es un libro que habla un poco sobre la historia de la filosofía, de un modo muy ocurrente y entretenido, y hace claro uso de la fantasía. También hace diversas reflexiones sobre este fascinante tema que has tocado hoy. Gracias por eso.

Un saludo,
Raquel

Lucas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lucas dijo...

Como seres humanos que somos, sólo podemos aprender la naturaleza humanizándola. O sea, nuestros conocimientos tienen límites inherentes a nuestra capacidad de percibir y de analizar. Ese vacío que queda incomprensible, algunos lo llenan con la fe, otros tratan de medirlo, otros lo ignoran, otros dan lugar a la duda. ¿Existe Dios? La pregunta es muy delicada porque atraviesa la historia sensible de cada uno y de la humanidad misma, tan delicada que hay que tratar el tema con mucho respeto. Respeto por quien no sienten lo mismo que un mismo. La creencia o no en lo divino determina nuestras vidas y a veces provoca conflictos con quienes no piensan o sienten igual. Creo que por su capacidad intelectual, su desarrollo cerebral el ser humano necesita o es propenso a la religiosidad o a lo místico, nuestros pensamientos no son otra cosa que meditaciones con algo interno… pero ¿es este misticismo determinante para decidir la existencia de Dios? No lo creo. Las pruebas de los milagros divinos que tratan de fundamentar su existencia no soporta el debate científico. No hay forma de demostrarlo. Las experiencia personales en este sentido, no pueden discutirse, son personales. Para algunos serán suficientes, para otros no. Tampoco la ciencia puede negar su existencia, porque su existencia no es mensurable, de esta forma el debate sobre este tema es la importancia que le damos a las demostraciones, y si estas nos satisfacen. Es la manera en cómo confirmamos desde una postura u otra la existencia. ¿Que el universo sea maravilloso es suficiente para pensar que sólo pudo ser hecho por Dios? ¿Qué no sepamos las causas o que algo suceda cuando lo necesitamos es suficiente para confirmar la existencia de Dios? ¿El que no lo podamos medir, calcular o probar es suficiente para negar la existencia de Dios? Cada uno deberá debatir consigo mismo, y darse cuenta que una postura u otra es una decisión personal, y que esa postura es una duda. Que no tenemos forma de decir, sí lo que yo digo y pienso es la VERDAD. Y debemos aprender a no imponer ese pensamiento en los demás. Si creemos en algo podemos plantear libremente nuestra posición, explicar porque es así para nosotros, pero a la vez permitir que cada quien haga su propio camino. Lo que me preocupa es que se imponga una postura, o que los comportamientos se bases en un dictamen divino. Debemos crear una ética del comportamiento honrado, respetuoso, cooperativo porque creemos internamente, sinceramente, en ello, más allá del miedo a ser castigados eternamente. Si Dios existe, supongo que sabrá apreciar mucho más a alguien que se comporta bien por propia convicción que el comportamiento de quien sólo lo hace por temor a su castigo. No quiero decir que quien cree en Dios sólo se guíe por su temor, habrá tantas formas de comportarse como gente existe, existió y existirá. Pero si debiera plantear un reparo a las religiones es su determinismo en la fe. Si existe o no, no es algo que me quite el sueño, lo importante es qué hacemos con eso, que mundo hacemos al definirnos de una u otra manera. Prefiero la libertad de pensamiento y de sentimientos, aunque el vértigo de la duda nos espante. El saber que no tenemos prueba de nada, y muy pocas probabilidades de que haya algo después de la muerte. Que nuestra propia existencia nos asusta y no podamos comprenderla. Y hasta dónde llega nuestro ser.

Leo dijo...

ufff que buenos comentarios.
Aunque el tema no se trata de la existencia o no de Dios, ni de la verdad que pueda existir en la fe.
La fuerza de nuestra creencia no demuestra lo que creemos, solo demuestra la fuerza de nuestra fe.

AleP dijo...

No he leido todos los comentarios anteriores pero me identifico con el primero. Como él, me encantan los libros, los temas intelectuales, las películas alternativas, las religiones en general desde un punto de vista estudioso(aunque jamas voy a la iglesia y no soy nada fanática), la cultura, etc. y sólo te puedo decir que Dios (o como quieras llamarlo) te dará aquello que necesites. Sólo haz la prueba, no es gran cosa. Nadie te está probando ni viendo. Y quedarás asombrado después de probarlo. Es hasta cómico. Te podrás reír y decir, o sea, es cierto. Es muy simple. Eso sí, tienes que estar pendiente de lo que pides, recordarlo y después decir: eso lo pedí hace no se cuanto tiempo! Y aquí estoy! Ya sabes recuerda, mirando para atras. Y otra cosa: nadie te va a juzgar. El no está esperando nada a cambio. Es sencillamente hacer las cosas relativamente bien y pedirle lo que quieras.
Y ya sabes: sonrie cuando te des cuenta. En realidad te vas a divertir. ;-)

Leo dijo...

he vivido treinta y seis anios son Dios, no me imagino lo que puedo alcanzar con la ayuda de Él. ,-))

ecole dijo...

¡Buenos dias Leo!

Soy Bruno-Pierre Carrier, un quebequense que vive en Montréal.

He visto vuestro blog, que encontré de veras interesante, con muchas informaciones útiles.

Hago parte de la Escuela de Francés Quebequense. Quisiera hablarles de nuestra escuela e invitarlos a conocer nuestro sitio Web y nuestro curso de francés. Estoy seguro de que les va a encantar. La Escuela de Francés Quebequense está basada en Montreal, Quebec, y ofrece una enseñanza virtual exclusiva para Latino-americanos que desean emigrar a Quebec. Es un curso de francés a distancia, por Internet.

Nuestro curso es reconocido por la Oficina de Inmigración-Quebec y nosotros ofrecemos certificados de estudios. Nuestra escuela es la mejor opción para aquellas y aquellos que tienen la intención de emigrar a Quebec y desean estudiar donde y cuando les convenga con experimentados profesionales en la enseñanza de la lengua francesa.

Somos seguramente la mejor opción para aquellas y aquellos que desean emigrar a Quebec. Vea porque :
1. La EFQ le enseña el francés quebequense típico en la perspectiva de la emigración. Es decir que todo el contenido está relacionado a Quebec y sus inmigrantes.
2. Tenemos un equipo especializado en inmigración para ofrecer un apoyo permanente a los estudiantes.

Nuestros estudiantes son acompañados por un equipo de especialistas en cada etapa del proceso de inmigración. Este servicio no implica en ningún costo suplementar. Este equipo podra ayudarlo(a) a montar su expediente y brindarle informaciones sobre el mercado de trabajo en Quebec, su sistema de educación, de viviendas, etc.

Quisiera invitarlo a dar una mirada en nuestro curso. Trabajamos con materiales audiovisuales. Nuestros alumnos pueden ver y escuchar producciones relativas a la cultura quebequense y a su cotidiano al mismo tiempo en que se preparan para la inmigración.

Digite aquí para conocer nuestro sitio Web:
www.francaisquebecois.com

Gracias por su atención!
Bruno-Pierre Carrier
brunocarrier@francaisquebecois.com

Gus dijo...

Me gustó mucho tu post, me gusta cómo escribís.

Yo si creo en Dios, sobre todo cuando salimos campeones del mundo! :))

MJ dijo...

Tienes muchos comentarios y largos, jeje, permíteme que no los lea y si me repito, lo lamento.

Lo que sí he leído es lo que tú pones y, no es que piense que mi opinión sea importante, pero igual te sirve de algo.

En la Biblia, si no me equivoco, pone que Dios nos hizo libres. Si Dios nos hizo libres entonces no puede meterse en nuestras vidas, no puede influir ni para bien ni para mal, porque sería quitarnos la libertad. Esa libertad también se forma con cosas malas, porque, por ejemplo, si tú eres libre de hacer el mal conduciendo borracho, puede ser que atropeyes a alguien y lo mates. Dios lo permite porque tiene que darnos la posibilidad de elegir el buen camino por nuestra propia cuenta (como hizo con Adán y Eva, les dio la libertad de elegir), si queremos ganarnos el cielo. Si no, no tendría sentido que existiera el cielo y el infierno, si Dios es el que decide. Sería absurdo.
Es absurdo rezar para que te toque la lotería (porqué Dios va a ayudarte a ti y no a tu vecino?), es absurdo rezar porque gane tu equipo, es absurdo... Dios no puede entrometerse en esas cosas, él simplemente nos observa para juzgarnos al final.

Por otro lado y auque haya contado todo esto, yo no creo en Dios, no al menos en el que me pinta la Iglesia. jejej pero esto me lo respondí hace tiempo. es probable que por eso no crea ya.

Vicky dijo...

Es un tema tan complejo. Aquellas noches frías y tristes, me gustaría pensar que hay alguien cuidando de mí. Quizás deberíamos reclamar el derecho a crear un dios cada vez que lo necesitemos.

carlos de la parra dijo...

Compruebo mi propia teoría de que la existencia divina en sí,fluye como los rayos del sol,o el soplar del viento.Lo que se torna confuso es la explicación que el ser humano pretende darle a un tema que claramente lo rebasa;y el cual a través de los siglos y los intereses creados por cultos,religiones y cuantos han querido comercializar su propia versión de Dios.
Como que es muy primitivo ésto de antropomorfizar a Dios,y presentarlo como un señor eternamente ocupado de llevar control de todo el concierto universal y aparte de cada caso individual.
Para mí,no opera en éste particular formato parahumano.
Como divinidad basta con que vibre,y en ésa nota o escencia o luz,dá vida a sinfines de especies,sistemas solares,y un sinfín de variantes;algunas tan complejas o distantes,que rebasan a nuestra capacidad humana para comprenderlas.Finalmente donde capto la falla es en una especie humana tan codependiente de las instituciones eclesásticas que siente que le son indispensables para mediar con Dios.Y o en lo personal,pido ayuda,y la he recibido,sin mediadores.

rocio dijo...

Tu pregunta es: ¿crees en dios?
A mi me gustaria contestarla con otra...
¿Llevas dios en tu corazon?

No se trata de creer o no creer a mi parecer.

Tampoco se trata de ser cristiano, ateo, musulman, catolico..

El hecho es..
si eres humano,
si tu corazon, prevalece por encima de tus ideas,reflexiones,suposiones o saberes,
de tus conocimientos, creencias, y principios ya construidos,
no importa como se llame, que piensen los demas.. que imagen y semejanza a que, le den. Jesus, mahoma.. da lo mismo..

Tampoco se trata de ser como ellos, de dejarlo todo en sus manos..
SE TRATA DE SER UNO MISMO, TU PROPIA NATURALEZA DE SER...
Cosa que hoy en dia, es mas dificil de ver, que al mismisimo Dios!
Por eso ya nadie cree en Dios, demasiadas representaciones, imagenes sin sentido... demasiado derrame de informacion deteriorada por los intereses de cada uno que quiso hacerlo.Iglesias, sacerdotes, etc, etc, etc.

Yo no es que crea o no crea.
Tengo una forma diferente y especial de verlo.
No es Dios, sino la causa que dio el efecto a todo lo que hay y existe en este mismo instante.