miércoles, 5 de noviembre de 2008

Palos, monos e impermanencia

Está a punto de llover, es de esos días que el agua está ahí pero no cae, no se desculega de las nubes. Son sensaciones extrañas, sentís la baja presión, sentís el calor, mirás el cielo y está gris oscuro casi negro.
Hoy en el trabajo hablábamos de los ríos y de los afluentes y de hace cuánto están allí. Obviamente no están desde siempre y al imaginar la manera en que estos se formaron no se me ocurre otra que un hilo de agua manando desde el interior de la Tierra y buscando constantemente el lugar más fácil por el cuál correr hasta acumularse en grandes cantidades.
De eso se puede pensar, aunque no deducir que todo tiene un principio y un fin, como los ríos. Sonará poético pero es así. Las montañas se formaron con los pliegues al colisionar las placas tectónicas y deformarse la corteza terrestre, seguramente fué lento pero continuo, sometiendo la roca a presiones enormes. De las montañas salieron los hilos de agua de los ríos y fueron a parar a tierras más bajas acumulándose hasta formar los lagos y contribuir a la formación de los mares pero en menor cantidad.
Una piedra se mueve, un golpe de presión empuja el agua que saldrá finalmente, esta correrá ladera abajo, con más o menos velocidad dependiendo de la inclinación del lecho, socavará y arrastrará sedimentos y rocas mas pequeñas, deformará la geografía del lugar por muchos años tal vez miles o millones, llevará el agua a lugares que no existía, humedecerá las capas de la Tierrra más permeables y subterráneamente irá por lugares ignotos. Tras el agua irán las plantas y los animales, mientras ella y el sol esten presentes, se sostendrá el ciclo vital que una y otra vez reciclarán lo muerto y lo pondrán a vivir de otra manera. De alguna forma la reecarnación si existe.
Cómo la vida no siempre se mostró en este estado tan bucólico y romántico, debemos retraernos a épocas más remotas dónde las bacterias eran el organismo reinante, dónde la escala unicelular y molecular eran la vida que dominaba el planeta. Habían moléculas que se reproducían con los rayos ultravioletas y otras que morían con ellos cómo los estromatolitos.
Las mitocondrias antes de ser organismos intracelulares, eran organismos independientes que fueron fagocitados por celulas mayores, estas se vieron beneficiadas por la energía obtenida y las mitocondrias por el ambiente rico en nutrientes proporcionado. Que una célula procariota y una eucariota se fusionasen en perfecta simbiosis en algún punto de la evolución, es una demostración de aprovechar los beneficios de cada uno o, de una manera más elegante, luego de hacer un balance costo beneficio, sacar en conclusión que trabajar en equipo es mejor, da mejores resultados y previene males mayores.
Una de la spreguntas que más me asombra de la biología es : ¿ cómo sabe un célula que no debe comerse a sí misma o a su congénere? La pregunta que aunque puede sonar ridícula y sostengo que este tipo de preguntas no existen, dejó siempre encendida mi imaginación.
¿cómo sabe una célula que está al lado de un alimento o que no? Las células no tienen ojos, no tienen sentidos. ¿Tal vez la alimentación de las células se dé a nivel de reacciones químicas?, ¿Acaso la nuestra no? ¿En qué difiere nuestra alimentación de la de una célula? ¿No es transformar los animales y vegetales muertos en proteínas y vitaminas? A mi modo de ver existe un profundo desarme molecular para llegar hasta este punto de dejar una vaca convertida en proteínas o una lechuga en minerales y vitaminas, de hecho tenemos un laboratorio químico que es el hígado.
Regresemos al caso de la célula, ella no sabe que comer o sí? sabe que ella es ella? tiene conciencia de sí? Algo de esto debe suceder, algo de conciencia debe tener, por minúscula que sea, a nivel celular la membrana que deja entrar los alimentos debe ser selectiva, debe poder decidir si ésta sí o si no, debe elegir de una u otra forma incluso para no comerse a ella misma. Si nuestra existencia comprende e inicia cuando tenemos conciencia, ¿negaremos la existencia de una ínfima parte de conciencia a organismos infimamente más pequeños?
Desde hace millones de años, en la naturaeza se elige y separa lo mejor de lo peor, lo más adaptable en vez de lo menos viable. Si separamos una cepa de bacterias, estas dos cepas seguirán su reproducción adaptandose al nuevo medio. Al cabo de un tiempo prudente digamos diez años, las volvemos a juntar y estaremos en presencia de una batalla por la supervivencia y la adaptación. Tal vez se adapten o tal vez no, incluso una prevalezca y la otra deberá perecer. Sin darnos cuenta separamos la paja del trigo, nos sirve el trigo y la paja, pero con propósitos diferentes, uno más noble que otro, pero si no las separamos estamos malgastando energías tiempo y dinero. Cada cosa en su lugar cumple su rol, la organización es algo natural , no es nuestro invento.
Los hormigueros, las abejas, los cazadores en manada, las manadas de hervíboros, los árboles, etc, son ejemplos de organización.
Los chimpancés son los animales genéticamente más parecidos al hombre, nos guste o no, tenemos mas del 96 % de coincidencia genética. ¡Qué diferencia hace un 4 %! ¿Sí, en verdad somos tan distintos? Bueno en apariencia sí, somos menos peludos y en la mayoría de los casos, más apuestos. Pero las conductas sociales se acercan demasiado, Jared Diamond, se refiere al hombre como el tercer chimpancé.
En estas sociedadesde simios, se mutila, mata, asesina e incluso someten y matan crías de tribus enemigas. Pero los humanos no somos chimpancés.
En nuestra historia genética tenemos información que no ha sido modificada en miles de millones de años, es la infrmación que ha servido desde el pricipio para traernos hasta acá en el tiempo junto con la suerte. Que hace millones de años hayan sobrevivido unos sobre otros es cuestión de adaptabilidad. Que especies de animales hayan emigrado en busca de otros horizontes mejores, de otras tierras más fértiles, era cuestión de sobrevivir. Que cuando invadieron el terreno de otras manadas, seguramente fueron rechazados, era una cuesstión de supervivencia de los anfitriones.
La xenofobia, es todo lo peor que se nos pueda ocurrir, pero ha funcionado hasta al día de hoy para llevar la mejor carga genética hacia el futuro y no existe discusión.
Si en el presente miras el mapa del mundo, no es difícil ver los continentes que están mejor preparados, lejos de la miseria y con abundancia de agua.
Hacia dónde serán las próximas migraciones y qué precio deberán pagar? son incógnitas que tal vez o conoceremos su respuesta.

En el viento primaveral, una hoja flota arrastrada por la corriente. En ella va la semilla de la vida. De pronto, una ráfaga fortísima, la empuja lejos y la coloca sobre el mar. La hoja se hunde y con ella la semilla.
Yo que soy testigo, espero otra hoja y otro viento.
Anónimo. Bah, en realidad fui yo, pero queda mejor anónimo, jejejej ;-D

15 comentarios:

ricardo dijo...

Que barbaro lo que se te ocurre eh. Me encanta la relacion de la naturaleza con el de las conductas humanas. Muy bueno ;)
Abrazo,

hanniani dijo...

Eso, Maestro!!! Esta buenisimo!!!
Tambien me gusto mucho ese final tan poetico, con el chiste que no podia faltar, jajaja!!!
Carinhos!!!

Mariolo dijo...

Que poeteico y que buen final.

Sin alusiones políticas pero ....

Muy bueno.
Saludos.

MCB dijo...

Profundisimo!!! Definitivamente dedicas el tiempo de espera a tener tu cabecita bien ocupada... yo nunca me hago esas preguntas... muy profundo Leo.

Diego González dijo...

Paaaa!!! Que bueno que está che!!!! Me encantó! Pila de veces pensé eso mismo que escribís y si no te molesta, en algún momento lo tomaré para reflexionar en el mío.. ¡ABRAZO GRANDE!

Leo dijo...

Gracias por los elogios al post, no fué mi intención causar tanta emoción, de haber sabido me tiraba de presi. jajajaja ;-D
Saludos a todos

Lorena dijo...

Hola Leo
Muy buena reflexión, yo pienso que todo tiene un porqué y su momento justo, no sólo en la naturaleza sino con nosotros también.

Saludos

vico dijo...

Hola Leo, paso devolviendo visita.
Cuando comence a leer tu post me interese muchisimo pues amo la geografia *eso estudie! y me atrapo tu texto...luego fui viendo la evolucion del mismo y cuando llegue al final me asombro tu capacidad de relacionar la naturaleza con un tema social como es la migracion y la xenofobia...

me agrado tu post, y tu etiqueta de boludeces, personalmente creo que a este post no le queda bien...es bastante profunda tu reflexion

sobre tu comentario en mi blog de musica...te respondi alla pero por si las dudas
mi blog "Hello, hay alguien ahi?" no tiene acceso a comentarios...pero si deseas compartirme algo sobre los post que subo alli, podes escribir al correo que aparece en mi perfil...

mis otros dos blogs, uno de musica y el otro vegetariano si tienen acceso a comentarios...para el intercambio sea de musica (en el caso de "Cervezas, musica y video" o recetas y tips entre vegetarianos en mi blog "i am victoria and i am vegetarian"
(te debo los tildes porque este teclado es puro ingles!)

saludos desde L.A. y subire tu link a mi blog pues me agrado todos los post que lei...chau

Fran y Romi en Canada dijo...

Leo, la verdad que no tiene desperdicio el post, admiro la manera que tenes de escribir y gracias por hacernos pasar tan buenos ratos leyendote, Romi tambien aprovecha a reir bastante todavia se acuerda del chiste del Elefante.
Saludos,
Fran

El Capitan Inmigracion dijo...

Muy extraño este post...no sabia que los simios fueran tan malos ( se mutila, mata, asesina e incluso someten y matan crías de tribus enemigas).

Yo creo que debemos reflexionar ciertamente, ya que estas creaturas son bastante cercanas a nosotros (segun los evolucionistas).

Claro ellos tienen la disculpa de que no saben exactamente lo que hacen...en cambio la humanidad que a la vez ha echo lo mismo que estos simios si es capaz de reflexionar acerca del grado de perjuicio del comportamiento salvaje.

Ale Marge dijo...

Muy interesante! siempre me fascinó la fisiología, creo que el ser humano y la naturaleza en general son máquinas maravillosas

Leo dijo...

Fran y romi: el del elfante estuvo bueno, hasta yo me rio de pensar el los maníes y sin pelar! jejeje

Capitan: bienvenido a los coments del blog, con usted hay que ser cauteloso, todavia no estoy seguro de su nacionalidad e identidad.

Ale: son temas que a mi tambien me apasionan.

saludso ;-d

pupolina dijo...

Increíble todo lo que contaste. Me intriga saber realmente si las células tienen conciencia de su propia existencia y si entienden que comiendose a sí mismas puede morir. Hoy no dormiré bien.

Por otra parte, creo que hay características fundamentales que nos separan de los animales. Una de ellas es que nosotros creemos en Dios. No recuerdo si fue Pascal o San Agustín quien dijo que "El hombre está hecho a imágen y semejanza ¿Donde está la imagen de Dios? En el pensamiento"

El chimpancé también piensa, pero nosotros pensamos tanto que hemos desarrollado cómo compartir los pensamientos. Si un chimpancé va a buscar comida y encuentra peligro, correrá y regresará con su manada, pero no podrá explicar qué clase de peligro vió.

El ser humano tiene la capacidad de pensar y reflexionar sobre algo, incluso de solucionar problemas pero antes deteniéndose a pensar cuál es la salida más apta. Hoy vos hiciste lo que hacemos los humanos y lo que nos diferencia de los Chimpancé, te pusiste a pensar.... más bien, te pusiste a delirar como un loco.

Un saludo, gracias por pasarte por mi blog.

Leo dijo...

Lo dicho la diferencia entre hombre y animales, parece ser más una diferencia de grado.
Si tenes razón me puse a delirar bastante, es que para eso tengo el blog. jejeje ;-D gracias por el comment y saludos.

Leo dijo...

Lo dicho la diferencia entre hombre y animales, parece ser más una diferencia de grado.
Si tenes razón me puse a delirar bastante, es que para eso tengo el blog. jejeje ;-D gracias por el comment y saludos.