lunes, 20 de octubre de 2008

Democracia

Este domingo hizo un día soleado, ideal para comer un asado en familia, como nos gusta por estas tierras del sur.
Pero el hecho en concreto, es que esquina cruzada con la casa de mis padres hay un club político que está en plena campaña política, esas típicas de recolección de votos, pues por estas caléndulas son las elecciones internas.
Salimos con mi hermana menor a comprar unos refrescos, aprovechamos que estaba bien lindo el día y fuimos caminando, de más está decir que a los dos nos hace falta ejercicio y mucho, dicen que el ejercicio es saludable, entonces que lo hagan los enfermos, jejejejee.
Bueno no, en serio, el hecho es que yo pregunté inocentemente, (aunque a mi edad esa palabra está prohibida), si cobraban ticket, o había que pagar por el hecho de comer un chorizo al pan mientras hablaba el candidato a las elecciones internas por el partido nacional, fulano de tal.
Acertadamente mi hermana me hizo razonar una cosa que yo ya sé , pero que en ese momento y en ese día tan hermoso elegí no recordar, pues no quería manchar la hermosura que flotaba en el aire. Bueno sigo, mi hermanita me dijo que no, que si querés traer gente para que luego te vote no podés cobrarle ticket o número o como se te cante en las pelo... decirlo. Así que se me cruzó la idea de ir y garronear algunos chorizos que si son de arriba mal no vienen, (como dice un amigo, o sea yo), de arriba aunque sea un rayo. (al final no fuí, tenía asado en casa)
El hecho y lo repito, es que ya estamos en esa etapa de la política en que todos te conocen y se acuerdan de vos y un día voy a hacer un experimento.
Cuando me saluden, les voy a contestar diciendo te acordás aquella vez que..... y les digo cualquier bolazo y dónde me contesten que si, confirmaré una vez más que los políticos son todos mentirosos, así estén en Canadá o en Marte.
De nuevo las caravanas, largas filas de autos con una sola persona dentro, ómnibus llenos de aire con solitarios choferes y viejas que buscan que se les laude de una vez por todas el tema tan ansiado de la jubilación, motos y banderas, carros con olor a chorizo barato y grasiento, refrescos cancerígenos, que en letra chiquita dice: -en caso de consumo frecuente consulte a su médico-, vendedores de banderas, de globos de churros de panchos, gente con vinchas de los colores políticos preferidos, políticos mintiendo, vendedores de humo, Hábiles prestidigitadores de la palabra, frente a oídos incapaces de traducir.
Esas épocas han llegado de nuevo. No está claro quién necesita de quién, si el populacho de los políticos o si forman parte del mismo cóctel explosivo o si no pueden vivir el uno sin el otro.
Soy conciente de ver pocas cosas, pero algo que nunca he visto es a un político hacer en su casa lo que hace en la calle. Por lo menos en esta parte del globo.
Sin ánimos de ser de un lado o del otro, sin querer levantar polvareda y aunque la pregunta sea pelotuda..... ¿Porqué el sueldo de un diputado no está por debajo de lo que vale una canasta básica familiar? Si ya sé un montón de respuestas, con cosas económicas y que se yo que más, pero no es el fin de este post. Alguien puede decir porqué seguimos aguantando este tipo de abusos. Yo tengo un montón de respuestas de corte biológico y antropológico, que se ajustan al realidad, pero ninguna de tipo social, pero quiero una que sea a prueba de cañón -jejejej lo usé- que sea a prueba de cualquier disputa, quiero una respuesta sólida carajo!
En estos tiempos que corren, se acercarán los políticos a nuestras casa a nuestros barrios, nos preguntarán que necesitamos, nos dirán que esto y que lo otro, que ellos esto y que ellos esto otro y hablarán de ellos, de su partido y en contra de todo lo que no esté alineado así de esa manera. Nosotros los populachistas -neologismo- asentiremos moviendo la cabeza como las vacas cuando cortan el pasto que comen.
Llegan los tiempos que en este rincón de América, se cambian votos por bloques, chapas, puestos de trabajo, recomendaciones, favores de todo tipo hacia y desde los políticos a cambio de algo, solo que no hay nada que ver con la democracia y la libertad en ese intercambio.
Cada vez más presos de nuestros actos en democracia, cada vez mas personas con casi nada que perder votando cosas que creen necesarias y que lo son para ellas, pero no para la sociedad que algún día reclamarán, cada vez más asnos sueltos en la calle , buscando alguien que les de la comida y el trabajo, porque ya por estos lados el trabajo no da para comer.
Se acercan los tiempos en que debemos favores y debemos cumplir con nuestros amos, como dijo un vecino..." voto a fulano, porque tiene chance de ganar y tengo un trabajo en la intendencia" a fulano lo entiendo, hace años que la rema, está cansado de remar. Fulano, es el que no entiende, que ese no es el camino y que quizás ya no hayan caminos.
Los que tenemos oportunidad de escapar, lo hacemos a lo que consideramos un mundo mejor que éste y mas igualitario o equitativo.
Los que se quedan, como dice mi cuñado..." suerte en pila", serán los que intentarán levantar no se que o quedarán enterrados y esclavos en su propio hogar.
La miseria un día tocará tu puerta, si es que vives en esta parte del mundo. No es difícil imaginarse una américa latina a guisa de África, con sus diferencias, pero más pobre que ahora. Ese es el mundo del cuál quiero alejar a mis hijos y en el que voy a dejar a mis padres, que quién sabe quién pagará sus jubilaciones. Tal vez mueran antes de que pase la catástrofe.
Antes de irme no sé que hacer, si vendo todo o dejo algo para cuando vuelva. ¿Y si cuando vuelvo lo que tengo no vale como antes? ¿será esta pregunta de emigrantes?
Nos aferramos a lo que conocimos, no puede ser al revés. Somos pasado, presente y futuro.
El presente es el vínculo entre estas dos cuestiones, nos proyectamos, construimos y sucumbimos. Es el levantarnos cada día lo que define nuestra fortaleza, son nuestros sueños el motor de nuestra voluntad y nuestro éxito una pequeña muestra de que la felicidad existe y que vale la pena perseguirla constantemente.
Lejos de todo hastío cultural y de toda influencia anterior, emigrar es un camino difícil que recién estamos recorriendo, que es largo, pero que sabemos que el éxito en gran medida depende de nosotros. Eso es lo que me hace confiar en él.

12 comentarios:

ARTURO dijo...

Vende todo.
No dejes nada que te ate al pasado.
Solo se vuelve una carga que limita tus potencialidades en el nuevo lugar de reisdencia.
'Quemar los barcos' si se&or!!

Muchos podran estar en desacuerdo, asi es como yo creo que se es mas efectivo, sin tener la tentacion de la vuelta atras.

Sola hay camino hacia adelante!
Piensalo.

Arturo

Ale Marge dijo...

Las dudas surgen siempre en el proceso. Yo dejé la casa porque se quedaba mi hijo mayor pero cuando quedó vacía la vendimos inmediatamente, como dijo Arturo si no quemas las naves te quedas atrapado entre dos decisiones.

madre histérica dijo...

me dejaste pensando.
saludos chicos

Leo dijo...

Si les digo que es fácil decirlo y difícil hacerlo, no estoy agregando nada nuevo. Levantar una casa lleva mucho trabajo, es desde los cimientos hasta el techo con todo lo que lleva dentro, también cómo dice un amigo, -no te podés atar a las cosas materiales- . Difíciles decisiones, difíciles, pero es lo que hace que valga la pena la vida no les parece?

Madre: en que estás pensando?

Rosana dijo...

Nosotros no vendimos, no sabiamos que nos ibamos a encontrar, y no sabiamos cuanto nos ibamos a quedar. No me arrepiento de esa decision. Ademas con lo que vendes alla, aca no compras ni una carpa, y nunca se saben las vueltas de la vida..nunca.

ricardo dijo...

Me gusto tu comentario Leo y tambien el de Rosana. Me parecen comentarios muy inteligentes. Creo que para decidir si vender o no, me parece que hay que conocer lo que se esta vendiendo, el valor de una propiedad o de las cosas en un momento determinado versus lo que podria llegar a valer o a representar en el futuro para uds y lamentablemente asumir los riesgos de esas decisiones.
Saludos

ARTURO dijo...

Ro,
Tu opinion en muy respetable, ademas la parte economica es un punto a tomar en cuenta.
En nuestro caso, ademas de lo ya comentado, los precios inmobiliarios en el DF son similares a los de Toronto, asi que si nos convenia el cambio a precios bajos en Montreal.

Saludos
Arturo

Rosana dijo...

Arturo y Ricardo: vender alla y no comprar acá me recuerda el dicho: "quedarse sin el pan y sin la torta".
En Uruguay conozco a muchos que al inmigrar vendieron todo y al poco tiempo estaban de vuelta...y ahora viven con los padres o alquilan.
Es probable que Leo y Ale conozcan algún caso.

Leo dijo...

Gracias a todos por los coments, realmente han ayudado o por lo menos es lo que sentimos.
Gracias gracias, me guystó mas la visión de ricardo y ro, y el ultimo comentario de arturo que aporto una idea muy buena.
con lo que vendo en uruguay, no compro ni una carpa en canada.
asi que por ahora no vendo al, menos la casa

Acosta dijo...

Hemos bromeado mucho y jorobamos que si nos sale todo rápido nos vamos a perder todo el carnaval de las elecciones del año que vine… que lastima!!!

Por las dudas, lo anterior es joda… jejej

Bueno, respecto a quemar las naves, nosotros optamos por vender ya que además de marcar el camino aprovechamos la oportunidad de los precios; hoy en día con la plata que nos llevamos podemos llegar perfectamente al enganche del 20 % para una hipoteca “buena” en Australia.

También hay que tener presente que el común de los seres humanos compra caro y vende barato, así que hay que estar muy atento a lo que uno hace para no cometer locuras, por ejemplo mucha gente que se fue en la crisis vendió regalado y ahora si volvió con esa plata no hace nada, en cambio si uno vende ahora y luego sobreviene una crisis grande (Dios no quiera) puede comprar muy barato luego.

Si elegiste no vender y esperar, perfecto es muy seguro y si decidís vender ahora, creo que sería también una buena movida, es un momento en el que las dos posibilidades aparecen como buenas.

Abrazo

El Maestro dijo...

Hace lo que quieras Leo !!!!
Lo que quieras VOS digo.
Saludos

Leo dijo...

Acosta, muy buen punto o mejor un punto muy especulativo jejejej. Bienes raíces no es lo mío.
Maestro, gracias. es exactamente lo que vamos a hacer.
Veremos que pasa con el tiempo y que decidimos antes de irnos, igual todavía falta.
Hay que ver qu esucede conla correspondencia que llegó de quebec y que no levantamos del correo todavía, espero qeu sean buenas noticias.
saludos a todos ;-D