sábado, 19 de febrero de 2011

politicas de inmigracion

En mi pais viviamos bien, pero aca en canada vivimos mejor, con mas calidad, con menos apuros y menos estres (no encuentro los tildes en este teclado)
Se me occurrio un dia  que emigrando hacia el norte le iba a encontrar la solucion a muchos de mis problemas, pero resulta que la solucion a mis problemas soy yo y no una cosa fuera de mi.
No importa que tipo de inmigrante seamos, si documentados o indocumentados, no importa del pais que emigremos ni la profesion que tengamos o el oficio como es mi caso. Lo importante es la determinacion que poseemos y las cosas que estemos dispuestos a dar, porque estar en un pais que al principio es ajeno, significa eso, al principio dar, dar y dar, por si acaso en el futuro recibimos tomando en cuenta que la felicidad de nuestros hijos es parte de ese recibir.
A proposito de esto comparto un link de Radio Canada
http://www.radio-canada.ca/nouvelles/National/2011/02/17/003-immigrants-criteres-kenney.shtml#commentaires
y otro de The globe and mail
http://www.theglobeandmail.com/report-on-business/economy/economy-lab/the-economists/canadas-immigration-policy-who-is-on-the-guest-list/article1913178/

3 comentarios:

Manolito dijo...

Hola Leo desde Australia, no sabes lo feliz que me hace leer este post tuyo; es evidente que haz encontrado la luz al final del tunel y que estas comenzando a disfrutar de los beneficios de vivir en un pais "en serio". Me alegro mucho por vos y tu familia pues al leer tu post me da la impresion que el Leo que "sufria" su emigracion esta quedando atras.
Te sentiras aun mejor cuando veas que tus hijos estan creciendo en un medio ambiente "seguro" y que seran capaces de tomar sus propias desiciones sobre el futuro - seran lo que ellos elijan ser y no lo que les impongan -.

Leo dijo...

cierto Manolo, de a poco me acostumbro al nuevo ambiente, un poco frio a veces, jajaj

Ricky dijo...

frio ? ayer hicieron 10 grados en Mtrl...que-jo-so !

y si queres mas calor, llama a tu amigo, el calenton.......

abrazo