miércoles, 1 de julio de 2009

Desarraigo

Cuál es la necesidad que nos impulsa a pertenecer a algún lugar? Debemos pertenecer a un lugar determinado?
Es sabido que los instintos son los que nos hacen sobrevivir a toda costa, también es sabido que las emociones nos hacen más llevadero nuetro paso por la vida, y que las reflexiones y los pensamientos, hacen que tracemos estrategias para desarrollarnos en un mundo cada vez más exigente.
Sería más o menos, como que a nuestro institnto de supervivencia, le viene bien reproducirse, comer y tener un lugar seguro dónde pasar las noches, criar las futuras generaciones y aguantar los temporales.
Emocionalmente preferimos una comida a otra, amamos a nuestros hijos, elegimos una esposa según nuestras necesidades y viceversa, etc
Racionalmente, nos trazamos planes de conquista, llevamos nuestros hijos a doctor y nos hacemos una estrategia para poseer nuestra morada familiar que asegure una perpetuidad en los tiempos venideros.
Es en gran medida que nuestra cultura hecha a travéz de los años, nos ha facilitado el acceso al entorno y de él tomamos los que nos conviene y de la manera más fácil. Creyendo o aceptando a pie juntillas que nuestra cultura es fantástica y no estaríamos tan bien si no fuese por ella.
Así que, lo decimos mil veces o decenas de miles y terminamos por incorporar en nuestras emociones que, no hay ni habrá cómo nuestro lugar de origen. Y es cierto, no podemos volver el tiempo atrás, no podemos ir de nuevo a la escuela ni enamorarnos cómo lo hacíamos en la adolescencia, pero tampoco vamos a vernos envejecer en nuestros lugares que nos vieron crecer.
Debemos aprender nuevas costumbres, que en nuestros países no eran necesarias, en algunos casos idiomas diferentes.
Creo que, lo único que no se verá modificado serán nuestros instintos, pero la manera de relacionarnos con el entorno, la forma que nos influye emocionalmente si.
De lo contrario como podemos explicar que sea tan difícil despegarse de lo que nos ha acompañado durante tantos años.
El desarraigo existe.

6 comentarios:

Fran y Romi en Canada dijo...

Hola Leo un gusto poder leerte, me parece muy interesante el tema del desarraigo en la pelicula nos fuimos creo que es el tema principal que se trata.
Todavia como sabes no lo experimente pero veremos como nos trata.
Saludos,
Fran

madre histérica dijo...

uff si es duro el desarraigo!
tiene que ver con la identidad, con la cultura. vivir en otra cultura implica un choque al principio, luego un asombro, acpetaciòn y por ultimo una vision más realista de las diferentes realidades.
Y se crea una identidad hibrida.
lindo saber de ustedes

Gus dijo...

Sí, creo que en la mayoría de los casos pertenecemos a un lado concreto: a la Patria, la tierra de nuestros padres donde nacimos.

Cuando emigramos, en ciertos casos como cuando los hijos son pequeños, les damos a ellos una nueva Patria, que se supone es una tierra de mejores oportunidades para ellos. Así pasamos la "posta" a la siguiente generación.

Para los inmigrantes "padres de primera generación" el desarraigo se siente fuerte, y, creo yo, no tiene solución con el tiempo. Se trata más bien haber elegido una Patria para nuestros hijos y, para nosotros, haber seleccionado el mal menor. Podemos decir que es aceptar los problemas del desarraigo como forma de superar los muchos problemas que nos causaba en nuestra vida cotidiana nuestra Patria, y, en la mayoría de los casos,todo en función de nuestros hijos.

Saludos!

Eliana dijo...

Creo que es un sentimiento muy personal,cada emigrante lo vive de forma única, a mi me pasó cuando estuve en esa situación de escuchar el Himno Nacional y emocionarme como nunca me sucedió en Uruguay, ésto a modo de ejemplo.
Hay que vivirlo para entenderlo.
Saludos.

Gabriel dijo...

Siguiendo la línea de pensamiento de Gus, yo también creo que nuestro desarraigo y falta de sensación de pertenencia es el precio que pagamos para darle a nuestros chicos un futuro mejor. A esta altura, yo no me siento ni argentino ni canadiense; estoy ahí, en el medio, una cosa híbrida que seguramente me acompañe por el resto de mis días.

Ahora, valió la pena? Hell yes!!!

Losgorfis dijo...

Llevo casi dos anos aqui y puedo decir que desde que sali de mi pais, me siento mas pegada a el, mas parte de el, cuando camino por toronto y por casualidad escucho musica latino americana el corazon me salta del pecho, las lagrimas vienen a mis ojos es un sentimiento muy fuerte, estoy muy agradecida a este hermoso pais, es lindo, maravilloso, y estoy convencida de que aqui mis hijos tendran mil y una oportunidad, pero aun me siento mas de alla que de aca.