lunes, 15 de diciembre de 2008

Aventura

Al frente de casa, en un casi bosque, en un lindero que queda detrás del vecino, había un árbol que vi crecer desde hace trece años más o menos. Luego me mudé y frente a él construí mi casa.
Para mi sorpresa este año fué talado. En su crecimiento había alcanzado una altura de más o menos treinta metros, de la variedad globulus, era un eucaliptus grandis, de esos derechitos derechitos, que se saca pulpa para hacer la pasta de celulosa y/o columnas de alumbrado o postes para la construcción, también su madera es utilizada en carpintería de bajo coste, aunque no de mala calidad. El hecho triste si se quiere, es que fué cortado para leña y ahora descansa en frente a mi ventana a unos escasos cincuenta metros convertido en una pila enorme de leña hecha astillas.
Más alla de los sentimientos absurdos y a razón de no se que hacia la madera, es un hecho más que nos muestra de la variabilidad del ambiente que nos circunda.
Decir que todo cambia es redundar, el mundo es dinámico desde sus comienzos y lo será hasta el fin de sus días.
Emigrar tiene todo de dinámico, vertiginoso, aventurero, alocado, etc, que se nos pueda ocurrir, miles de historias lo atestiguan, algunas de ellas deambulan en la red, otras están en libros de historia, otras en restos paleontológicos, otras en relatos verbales de viejos parientes o de los más cercanos. El mundo se ha poblado gracias a las migraciones, las distintas variedades de plantas y animales domésticos son gracias a las migraciones.
Los tiempos han pasado, la tecnología nos permite viajar más rápido y nos podemos comunicar al instante a muy bajo costo.
Emigrar no es la misma aventura cuasi romántica de tiempos pasados, pero es una verdadera aventura, acomodada a nuestras costumbres domésticas, lejos de esfuerzos casi sobre humanos vistos hoy con nuestrs ojos.
Elegir las ciudades, ver las posibilidades de trabajo que existen, es disminuir los riesgos, que igual van a existir.
Como sea, Québec sigue siendo el camino, será lo que será, tenemos mucha info que no nos garantiza nada en un mundo que fantasea con garantías y que vive una realidad nefasta.
Québec allá vamos, sin saber ciudad, ni mucho más, espero que la buena ventura nos acompañe.
;-D

13 comentarios:

madre histérica dijo...

Las aventuras son la sal de la vida! :)

MCB dijo...

Que asi sea Leo.

hanniani dijo...

Me recordaste cuando hubo que cortar un arbol de araucaria precioso, que sembramos cuando compramos nuestra primera casa: llore desconsoladamente por no se cuanto tiempo...no era simple madera!!!

Que la aventura de sus vidas, que van a trasladar a Quebec, sea siempre maravillosa y emocionante y que encuentren mas de todo lo bueno que han soñado!!!

Cariños!!!

vico dijo...

Leo, no te imaginás lo que me gusta leer éste post! Lo del árbol no me gustó mucho...es triste. Pero tu asociación fue increíble. La transformación del árbol, la migración. Con todo lo dificil y duro que engloba la migración, no puedo parar de pensar en emigrar.
Y ya emigré dos veces!!!
Si no es Quebec dónde se queden quizá aparescan otas opciones cuando ya estén allí. Lo bueno es tomarlo como toda una aventura. Arriesgarse. Claro, yo no tengo hijos como vos, solo un gato y una compu que es como si fuera mi hija jajajaja...igual...uno deja cosas queridas cuando se va. Siempre nos desprendemos de cosas y es doloroso.

Oh Sorry me extendí mucho!
Quería decirte también que respondiendo a algo que escribiste por otro post, claro que me encantará cuando ya estén en el Hemisferio Norte que me llamen o que en algun momento me visiten en CA o dónde cuernos esté! jajja

Siempre hay un lugar en mi casa para la gente con buena energía ! un abrazo...

El Maestro dijo...

Como sin saber ciudad ?
La gente casi se mata (mas abajo) y todavia no elejiste ciudad.
jajajajajaja.
Slds

Lunaisa dijo...

El camino que ustedes decidan, sera el que les traera aventura, locura, alegria y felicidad!!!

Ale Marge dijo...

Aquí también se cortan árboles a diestra y siniestra. En el fondo de la casa de mi hija habia un bosque, ella se fue a Argentina por dos semanas y cuando volvió tenia montada una casa (sí, la construcción en Canadá es muy rápida). Cuando hacen barrios arrasan con todo, dicen que las empresas constructoras por cada arbol que sacan deben plantar una cantidad determinada pero no se si es cierto y lo que veo es los pobres arbolitos caer.

Diego González dijo...

Me encanta tu forma de escribir, está bueno cómo hacés analogías y lográs establecer conexiones en temas que, en primera instancia, parecen muy dispares.

ricardo dijo...

Maestro, coincido con vos, a este muchacho Leo le importa mas un arbol que elegir ciudad.

Leo, te consegui la direccion del edificio de Sherbrooke donde viven varias familias.

Saludos

ricardo dijo...

Ah, era en broma el comentario anterior.

Paola Bianchi dijo...

jajaja
No se preocupen que si aventura es lo que buscan, acá van a tener para rato!.
Yo hace 7 meses que estoy y me sigo sintiendo de vacaciones... un psicólogo por favorrrrrr.
jajaja

Nada, supongo que porque somos realmente felices y la vida nos acompaña :)

Saludos a todos y felices fiestas por adelantado!!
Mi flía llega el finde así que voy a desaparecer por 3 semanas y por eso ya me voy atajando, jeje

Besosssss

Helena dijo...

bueno...y cuando se van?

Leo dijo...

pido disculpas por no haber contestado a sus coments antes o pronto, el hecho es que he estado alejado de la compu por mucho.
asi que, gracias a todos por los comments ;-D
estamos en contacto pr esta via